Silencio. Secreto.

Buscaba algo que intuyo, con lo que cual era cuestión de bucear en palabras, frases, ideas.

Encuentro frases como esta en un documento sesudo:

-El ser humano se entrega a la palabra y con ella consigue llegar al otro

-El hombre es un ser social dotado de palabra y para Aristóteles esta capacidad le otorga el sentido del bien y del mal. Este reconocimiento de lo social por la palabra expuesto en la Política aristotélica implica también su reverso, el de la incomunicación y el aislamiento por la falta de entendimiento, esto es, por la falta de la palabra.

-Por ello, todas las transformaciones sociales e históricas que ha vivido el ser humano han modificado también su relación con el silencio y la palabra.

En alguna frase de este texto la autora, Verónica Palomares, adjudica a un tal Georges Bataille la expresión…ley del lenguaje… y sin quererlo me viene a la mente la ley contraria. La ley del silencio. Esta me parece más llamativa. Y supongo que no por sus referencias cinematográficas (inevitablemente somos una generación de pantallas). Me llama la atención la ley del silencio cuando me la encuentro en el día a día. Y quizá con algún matiz que le quita fuerza a la palabra ley y le acerca más a la palabra natural. El silencio natural no parece demasiado reminiscente, no evoca tantas ideas. Sin embargo cuando encuentras en un grupo más o menos definido, un silencio dirigido, voluntario y limitado a ciertos aspectos de la vida, de las relaciones, de los sentimientos, llama la atención. Sobretodo por lo que esconde, por lo que no nombra. Porque aunque parezca que no existen criterios, sí que hay conversaciones de coincidencia, principios subyacentes que van constriñendo lo que no se puede decir, el secreto, de un modo “natural”.

Supongo que sí hay reminiscencias de todo lo secreto en nuestra sociedad. Sí las sociedades secretas esconden mucho, pero parecen algo ajeno a la realidad. Solo cuando encuentras un grupo de personas que pueden mantener secretos durante años, puedes entender que los humanos podemos compartir mucho y mantener muchos secretos en esa convivencia. Podría parecer que no es posible. Pero supongo que estos tiempos de individualismo permiten muchos espacios privados que favorecen el secreto. Y puede parecer que, a pesar de todo, no rompen la convivencia.

Siguiendo con el texto citado arriba, adjudica a Philippe Breton las expresiones…hombre dirigido desde el interior…o esta otra…hombre dirigido desde el exterior…para luego seguir:

-Saca su energía y su sustancia vital no de cualidades intrínsecas que provendrían del fondo de sí mismo, sino de su capacidad como individuo conectado, conectado a vastos sistemas de comunicación, para recoger, tratar, analizar, la información que necesita para  vivir. Como ya no está guiado desde el interior, como ya no busca más la legitimidad del acto o de la decisión en correspondencia con una intuición interna o una armonía interna, la búsqueda de valores se dirige hacia el exterior, hacia los modelos de comunicación y de comportamiento que son brújulas, puntos de referencia para conducirse en el mundo.

Quizá en este punto tendría que traer aquí las ideas de Harari (en su texto Sapiens) que creo se apoya en la neurociencia, para decir que lo que vivimos va construyendo nuestro cerebro a la vez que va sucediendo, con lo cual muchos años de existencia bajo este modelo de convivencia, crea una condición física distinta a la anterior. Y por tanto nuestro mundo interior queda modificado.

Por supuesto su análisis tiene en cuenta muchos siglos, e incluso milenios, de evolución. Aún así, no deja de ser curioso cómo se va creando una dinámica social, una construcción de convivencia, ajena a lo que hasta ahora parecía controlar todo lo social, ajena a esa opinión pública o publicada por los medios o por los personajes más relevantes de la sociedad. Y por encima de todo lo que se pueda decir, está lo que se siente. A veces la confusión y la falta de sentido se apropian del día a día. Y pueden ser emociones muy fuertes.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s