A dos palmos del suelo

En mi última entrada, hace ya bastante tiempo, hablaba de aparatos en garantía pendiente de ser resarcida. El primer caso fue dignamente solucionado y el segundo, mas recientemente también recibió una solución adecuada. No puedo más que sentirme tranquilo de que las cosas, a pesar de todo, pueden verse desde un punto de vista positivo. A veces empezamos a acumular malas sensaciones y pequeñas experiencias del día a día pueden contribuir a arreglarlas un poco o estropearlas más. Quizá sería bueno que pusiera ejemplos mejores de las cosas que deberían preocuparnos, pero a veces todo está demasiado manipulado y el día a día está lleno de problemas que no acabamos de sentir nuestros. No sé si por falta de implicación o por falta de ocasión para acercarnos más a lo terrenal. Supongo que se puede vivir a dos palmos del suelo y no pasa nada, la vida sigue igual. A veces uno cree estar a medio palmo y cuando despiertas estás tan alto que el batacazo es un rayo de luz ultrahiriente directo a la brecha abierta del doliente.

La web, o youtube, no me da referencias musicales cercanas en ciertas ocasiones, por mucho que para mí todo lo que suene a música digerible tiene derecho a existir, sobretodo si te da ideas, palabras que recolocar, para construir tu propio texto con sentido, con significado, con experiencias detrás que sí te sirvan. El lenguaje musical tiene esas cosas. Ritmo, cadencia, melodía y lenguaje, composiciones que para algunos tiene más arte que otros medios artísticos que expresen algo de nosotros mismos o de lo que nos rodea.

Y como a veces tengo la tentación de añadir ideas mas sesudas que un simple tema musical y alguna palabra de relleno, he buscado con mi amigo de las dos OO, un concepto que me ha devuelto rápidamente el resultado que esperaba. No sé si al final las ideas están tan globalizadas como todo lo que se relaciona con el comercio y el dinero para las grandes empresas, pero las ideas (en un contexto como la política argentina que siendo sinceros me pilla un poco lejos) que se pueden leer en esta entrada me parecen muy adecuadas a lo que tenía en mente, lo que quería explicar, como el que pone un cuño en una misiva real. Ahí va esa idea

Y ahora tras echarle una ojeada a un texto como este, añadamos música como un mantra que se te mete dentro.

Y algún copo de nieve más. Y al fin el mar.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s