Obsolescencia garantizada

En esta entrada hablaba de dos aparatos de música comprados recientemente. Ninguno de los dos cumplía los dos años de edad preceptivos para que te quedes con las ganas de escuchar música y sin posibilidad de reclamar. En este caso los dos aparatos han tenido la dignidad de estropearse antes de los dos años y, al menos con uno, he tenido la suerte de recuperar el dinero. ¿Tendría que hablar de la dignidad del comercio que cumple con la garantía y te devuelve el dinero? Espero que el otro comercio tenga la misma dignidad…

Sobre los aparatos diré que había oído lo de la obsolescencia y ya había tenido alguna experiencia con algo que no recuerdo, que se estropeó justo después de los dos años. Me gusta comprar bueno, bonito y barato, pero me temo que esto de barato no es muy fiable.

Lo que ocurre es que tampoco me fio de lo menos barato, ese precio medio que parece que pueda darte lo que esperas sin las apreturas de lo barato y que en muchas ocasiones también acaba convirtiéndose en una decepción. No voy a extenderme al respecto. Tantas cosas se pueden decir y tantas veces dice uno que no va a volver a gastar dinero en aparatos innecesarios, que sería un ejercicio ridículo y vergonzoso si tuviéramos la dignidad que nos corresponde.

 

No sé cómo ha llegado la reproducción automática de youtube hasta una tal Eva Cassidy que me está sonando muy bien a estas horas. Una cadencia suave con una voz agradable. Quizá me han acertado el humor para esta noche silenciosa y tranquila, mientras las palabras fluyen sin muchos obstáculos, sin muchos miramientos.

No quiero creer que los mandamases del internet tengan infiltrados a unos duendes que miran a través de la webcam, que recogen los fluidos de los dedos en el teclado y tienen unos sensores que huelen y oyen todo lo que pasa alrededor del ordenador. Hace tiempo que no miro noticias sobre los avances de las tecnologías, pero espero no estar tan desubicado. O quizá es que pienso en lo bueno de un pack como este y no en lo malo. Siempre preferimos la parte buena del pack que nos sirven con cada ordenador que compramos. Si no, está claro que no se venderían.

Siempre he sabido que no era bueno soñar demasiado, pero noto que no soy el más soñador de mis congéneres. ¿Mal de muchos consuelo de tontos? O tendría que decir….despertad malditos….!!!! (y gritando por un altavoz interconectado que permitiera a mi grito salir expelido desde el micrófono a todos los ordenadores conectados a internet y con el volumen sin silenciar).

Como se va viendo, mas sueños de corte efectista sin ninguna profundidad.

No sé por qué ahora me viene a la cabeza la idea de que debería dejar de escribir así. Me ha llamado la atención, muchas veces, encontrarme cadáveres en la red en forma de blog muerto. Y muchos de ellos bastante activos en su momento. Si alguna vez dejo esto, no creo que recoja los restos tampoco. Quizá sea interesante volver a visitar lo que una vez fue algo vivo, o al menos tenía una vida mínima como la de esos seres que reducen su actividad y se aletargan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s