Sensores

No entiendo por qué no están más integrados en nuestra vida esos dispositivos llamados sensores de movimiento, no solo enfocados a un uso en iluminación, sino en otras necesidades tanto a nivel doméstico como en las empresas, en los sitios públicos. Es cierto que cada vez se ven más este tipo de dispositivos, pero no consigo ver un avance tan acelerado como lo hay en otras facetas de la vida. Pensemos en lo que evolucionan las empresas fabricantes en teléfonos móviles, que constantemente buscan añadir novedades a sus aparatos para hacerlos más atractivos.

Está claro que toda tecnología es cara en un principio, pero no es menos cierto que cuando existe un interés generalizado se invierte más y se consigue abaratar precios. Y este producto me parece interesante para los hogares y no pensando solo en el ahorro que podría conseguir sino que podría servir como elemento de seguridad añadido. Ante el peligro de incendio, de inundación por olvido de un grifo, por rotura de una tubería, o por otros motivos que ahora mismo no se me ocurren, creo que esos aparatos deberían estar más integrados en los hogares.

Es cierto que las empresas eléctricas no están interesadas en el ahorro que pueden conseguir las familias y que la mayor parte del gasto que se hace en los hogares viene de los impuestos, algo que no va a cambiar por mucho que ahorremos, pero aun así, me llama la atención. Quizá es mi gusto por todo lo que es nuevo, todo lo que supone una ayuda en el día a día.

No es fácil decidir cuando algo puede pasar la delgada línea que separa lo útil de lo inútil, lo eficaz de lo que no sirve y además hace perder el tiempo. Para ilustrarlo he buscado algo en internet y he encontrado a un tal J.M. Bolívar que explica algo sobre esto último. Menciona en su entrada a un tal Drucker que no conocía y que quizá se acerca al tema de la gestión del día a día, pero me temo que es un autor más enfocado a la empresa.

Tampoco soy una persona que lea mucho y cada vez me cuesta más leer cosas sesudas, complejas. Quiero pensar que según pasa la vida, nos hacemos mayores, todos preferimos lo fácil. No estoy tan convencido de esto y creo que abrazaré cualquier explicación que lo contradiga con tal de que pueda entenderla y ponerla en práctica. Casi nada.

Pd: mientras escribía tenía música de youtube de fondo y me ha gustado un tema de un tal Richard Marx – Hazard (subtitulos esplañol) que supongo que conozco, pero que no recordaba. Una canción muy adecuada para el ánimo con que escribía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s