El arte de amargarse la vida

Ya había recomendado este blog en otra ocasión. Me he dado cuenta porque tenía la intuición de que lo conocía y antes de escribir he buscado entre mis entradas y he visto que efectivamente lo había recomendado, aunque sin hacer mucho comentario.

Hoy añadiré un comentario distinto puesto que he llegado a él a través de una singladura distinta.

He comenzado la navegación (lo de websurfing está de moda o demodé) hace rato pero he acabado recalando en el blog de Sonia con un video titulado Ken robinson: Changing paradigms (spanish), que es bastante interesante. He querido buscar la traducción que ha hecho esta chica, pero no he podido conseguirla literalmente. Pensaba que me ayudaría tener el texto completo mientras que veía el video, puesto que es bastante intenso y te puedes perder. Tampoco tenía claro que parándolo con el pause tuviera el mismo efecto en mí.

Como soy un disperso empedernido (ya sabía que alguien se habría puesto ese apodo en algún lugar del mundo web hispano) me he entretenido con este blog de Natalia Martín Cantero que he citado al principio. Sobretodo me gustaría destacar la serie sobre El arte de amargarse la vida y recomendársela a quien quiera leerla. Ya sé que no se puede ser un ingenuo, ni un irresponsable, ni un egoísta, pero debe ser que me sigue sorprendiendo que la gente se amargue la vida porque mi temperamento me facilita la tarea. 

Que nadie piense que no siento amargura por momentos, la vida es dura, todos lo sabemos, pero por eso me gusta el título de esas entradas: parece que hay quien hace un arte de amargarse y amargar a quien tiene a su alrededor.

 

pd: sigo teniendo problemas cuando reviso lo que escribo, porque cuando lo estoy escribiendo creo que tiene sentido, pero luego me asaltan dudas tontas y quiero matizar todo. Un ejemplo es la expresión websurfing que me parece que define bien lo de navegar por internet y luego, de pronto, pienso en los de la fundé y en los de la rae y qué pensarán de mis errores de bulto y me entra la obsesión de buscar la expresión o alguna parecida. Como no tengo tiempo para buscar una expresión mejor o rehacer la frase, me quedo con la mala sensación, unida a otra sentimiento típico de los que no tienen grandes ambiciones, la autocomplacencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El arte de amargarse la vida

  1. Muchas gracias Maquiolo por “visitarnos”. Verás, el vídeo tiene subtítulos pero sólo se ven con claridad si loves en pantalla completa. Prueba de esta manera.

    • manquiolo dijo:

      Os agradezco el comentario porque no suelen leerme mucho. Aún así os invito a releer la entrada por si una primera lectura no es suficente.
      Me cuesta explicarme, pero lo que pretendía decir es que a veces necesitas tener el texto completo, como escrito en una hoja de periódico o revista, un libro. Ya se sabe que cuando uno ha aprendido a leer así, es mas dificil seguir el hilo en textos que acompañan a las imágenes. O mejor dicho, como intentaba explicar, cuando quieres escucharlo detenidamente, para sacarle todo el jugo al video, te falta ese texto completo el cual poder releer hacia delante o hacia atrás cuando te pierdes o cuando quieres avanzar más que las imágenes.
      Gracias de todos modos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s