Cómo leer un libro

Este libro sobre el que voy a hacer algún comentario se llama Cómo leer un libro. Sus autores son Mortimer J. Adler y Charles van Doren.
Podría parecer un título tonto, curioso e incluso ridículo para algunos. Como se puede intuir por mi forma de explicarlo, intento pensar en un público variado. Porque, aunque efectivamente hay mucha gente que se podría incluir en el grupo de los lectores empedernidos o grandes lectores, hay otro grupo que podríamos llamar lectores ocasionales y, aún más, el extremo de aquellos que nunca han leído un libro.
Las nuevas tecnologías, que ya no son tan nuevas si atendemos a lo que voy a considerar a continuación, pueden haber hecho aparecer lectores que nunca hayan leído un libro pero que lean mucho en internet o en aparatos electrónicos. Los nuevos usos hacen que alguien haya escrito más con el móvil que nunca en su vida.
Creo que este libro va dirigido, tal como yo lo veo, a aquellos que leen libros, al menos de forma ocasional, o que lo hacen más habitualmente. Quizá el gran lector no necesite que nadie le diga cómo enfocar la lectura de un libro, pero diría, a falta de una estadística que me lo corrobore, que hay una gran mayoría de lectores, que lo son de un tipo de lectura y que por tanto obvian cualquier otro libro que no sea del tipo o estilo que lee habitualmente.
Por tanto este libro con subtítulo, Una guía clásica para mejorar la lectura, pretende ser una guía para aquel que quiera abrir el abanico de sus lecturas y quiera hacerlo de una forma adecuada.
Yo no he acabado de leerlo y quizá estoy pecando de imprudente al arriesgarme a un comentario sin saber bien de lo que hablo. Pero digamos que he hecho los deberes atendiendo a algunos consejos de las primeras páginas, y he hecho un repaso a lo que el libro ofrece y no temo equivocarme demasiado.
Quizá si leo el texto de una sentada o en pocas jornadas, pueda aportar la experiencia de su lectura ‘de seguido’, algo que a veces te permite hablar del estilo de escritura, de lo ameno o pesado de su lectura, y ese tipo de cosas. Pero siendo este un libro practico, si nos atenemos a lo que los mismos autores dicen de él, supongo que se presta menos a un análisis desde el punto de vista literario.
Lo que ocurre es que no es un libro practico al estilo de estos tiempos, ya que el texto fue escrito en 1940 y a pesar de sus muchas reediciones, como se dice en el prólogo, no deja de pertenecer a otro mundo, si se quiere decir así.
No hay que ser muy sagaz para ver las diferencias y por supuesto, uno puede encontrar rápidamente alusiones y enfoques que pueden parecer anacrónicos. Cuando me planteé la lectura de este libro lo hacía pensando en el libro clásico, el tipo de libro que se leía hace 20 años y por supuesto el que se ha leído siempre, si atendemos a la historia.
Ahora se lee de otra manera. Casi se podría decir que el objetivo de una lectura además de un autor, un título, una editorial (creo que eso no ha cambiado mucho) es la palabra o la frase. Cuando uno busca en google, que es lo más habitual, uno busca palabras, frases en un contexto determinado. Por supuesto uno encuentra mucho más y es ahí donde se hace el descarte, la discriminación. Pero la discriminación, la selección, requiere de ideas, de reglas, de técnicas, de habilidades como las que se explican en este libro. En eso creo que no es tan anacrónico. Uno tiene que saber a qué se enfrenta y quizás le venga bien saber cómo enfrentarse a ello. Este libro te ayuda a saber qué tienes que pensar antes de empezar a leer.
Quizá habría que darle una nueva perspectiva para explicar qué tipo de lecturas puedo uno encontrarse en la actualidad en la red. A menudo es difícil responder a preguntas como ¿quién ha escrito el texto de esta web o quien es el autor de este blog? ¿qué clase de texto es? y alguna pregunta más.
Creo que para dar una mejor opinión sobre este libro deberé leer más. Quizá cuando avance en su lectura, caiga en la cuenta de cosas que no me había planteado, ya que yo pertenezco más al grupo de lector ocasional, con lo cual puedo cometer el error del que se acerca por el lugar equivocado.
No sé si viene a cuento el ejemplo, pero recuerdo alguna anécdota de alguien que cuida vacas, caballos o algún tipo de animal, y que aconseja que tengas cuidado con el modo en que te aproximas al animal. Si no lo haces por el lugar adecuado puedes llevarte una sorpresa.
Es una forma de explicar cómo a veces uno puede cometer el error de querer leer de igual modo un artículo de una revista o periódico de prestigio que el de una revista o periódico local o dirigido a un público menos habituado a la lectura. Uno puede cometer el error de comparar la lectura de un libro a la lectura de un pequeño texto que no tiene, para nada, las mismas pretensiones que el autor de un libro o la editorial que lo edita. Uno puede estar leyendo la Wikipedia y darle la misma credibilidad que a la enciclopedia Larousse. Digo esta como ignorante o poco interesado en el rigor (digamos que no me hace mucha falta para la vida que llevo). Para la gente como yo el uso de la enciclopedia Larousse, Britannica o Planeta es algo bastante innecesario. Uno puede llegar a pensar que es más útil un artículo de la Wikipedia, al menos por lo rápido, sin pararse demasiado a pensar en quien ha escrito ese artículo, del mismo modo en que no se para a pensar quien ha escrito un guión, una noticia, una reseña informativa, un anuncio en TV. Todo eso forma parte de nuestro día a día y tiene un lugar destacado por lo inmediato, porque no requiere de ninguna transformación costosa y penosa (para muchos eso es utilizar la cabeza, algo penoso, pesado…)

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s