Esta es una entrada para revisar periódicamente.

Ya sé que no soy un emprendedor, pero me gusta la visión de esta gente, porque nunca se rinde (lo cual no quiere decir tampoco que se obsesionen).

Me gusta la idea de perder miedo, porque la pereza no puede ser el único motivo de la parálisis, dado que uno puede llegar a hartarse de no hacer nada. Si se mira bien dentro de uno (algo difícil para muchos, no voy a contar milongas), quizá aparezca un miedo que no habíamos reconocido. No todos los miedos son iguales y hay uno muy evidente para mí: el miedo a lo desconocido, la pereza de encontrarse con gente o con cosas que desconocemos, situaciones que no estamos acostumbrados a enfrentar. Una vez lo reconoces, te cuesta menos enfrentarte a él, a pesar de que cada uno tiene el suyo, por las circunstancias que sean y es difícil poner ejemplos que otros puedan entender. También es muy difícil explicar el porqué enfrentarse a esos miedos, a tantas cosas en la vida. Si uno ha ido viviendo a un ritmo y con unas necesidades que no le han obligado a reflexionar sobre ello, al final puede que no encuentre una buena razón para enfrentarse, para romper barreras…

Aquí hay un enlace de los muchos que podría poner al respecto. Este de emprendedores

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s