d.mode

Del comentario que pretendía hacer en el blog de Miki ha surgido esta entrada sobre música. El comentario venía a propósito de un tema que ha incluido en su blog de un grupo llamado Low. Me gusta el tono solemne con que  comienza este tema.

Intentando buscar ese concepto en mi mente racionalmente, no ha salido ninguna canción parecida. Sé que hay que ser más intuitivo para algunas cosas, pero entre la razón y la intuición no he conseguido concretar. Buscando en google algo solemne, me sale un tal Jesús Adrián Romero, con Ven te necesito, (¿quien lo iba a pensar?) que no acaba de encajar en lo que entiendo por solemne, supongo que por la mezcla con ese algo más. No soy intransigente en cuanto a música, pero esto me suena lastimero, quizá.

Así que acercándome a mi lado intuitivo y ayudado por ese comentario en la entrada de Miki, que habla de algo hipnótico, me retrotraigo a mis recuerdos de juventud, a esas canciones hipnóticas de Depeche mode, tipo Black celebration y A question of time. Pero cuando voy a you tube y las escucho, de pronto encuentro disonancias entre lo que yo pensaba que era y lo que es o fue en su momento. Quizá depuramos los sonidos, más de lo que creemos y cuando estamos escuchando algo físicamente, lo que ocurre desde el tímpano para adentro nada tiene que ver, o está tan distorsionado, reinterpretado, que uno tiene que acabar por callar para no confundirse más.

Sigo escuchando a Depeche, quizá porque es lo que me apetece, lo que me sugiere desde que escuché ese Try to sleep del principio (supongo que la letra no se debe pasar por alto) y me encuentro otro tema quizá más en la línea de lo que esperaba encontrar. Breathe, un tema poco conocido, pero en esa línea de algo parecido a un mantra que recuerdo de estos chicos (en mis tiempos, pocas veces les veías, solo escuchabas y a veces bailabas).

El tema I feel you, más reciente en mi memoria, me hace más reconocible ese ritmo hipnótico, por llamarlo de alguna manera. Los especialistas en música lo saben explicar mejor, pero a falta de alguno a mano y sin voluntad de ser riguroso, siento algo así. Aunque en este tema también encuentro disonancias al escucharlo atentamente.

 Otro tema, Somebody, me resulta tierno, quizá porque leo la letra, algo que no recuerdo si ya lo hice en algún momento años atrás. Seguro que lo que llamo solemne, podría traducirlo como trascendental, sin llegar a los extremos. Me gusta pensar que se puede buscar ese sentido de la vida en privado, porque está claro que en público todo ese gusto sería muy criticado, sobretodo en estos tiempos en que no hay nada lo bastante grave como para que este tipo de gustos sea aceptable para la mayoría. No vende. O quizá tendría que decir que vende, como producto para consumir, pero no como modo de entender la vida, como una postura ante lo que pasa, en el día a día. Quizá también habría que decir que uno debería ser prudente al defender que este modo de vivir es aceptable, porque ni yo ni nadie que viva en estos tiempos en ciudades occidentales, en lugares donde esté extendido el bienestar de manera generalizada, puede ni siquiera imaginar una vida totalmente alejada de ciertas comodidades, de unas mínimas necesidades básicas cubiertas.

Si vas escuchando los éxitos reconoces muchas canciones. Sigo notando las florituras, o como se le quiera llamar a la música en tonos agudos, sintetizadores y cosas del estilo, como algo añadido, algo que tenía su lugar en aquellos tiempos, que lo convertían en algo moderno y por tanto agradable a nuestros oídos porque se adecuaban a una idea de lo moderno, lo vanguardista, lo joven. Ahora parece como digo extraño al oído.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a d.mode

  1. MadeByMiki dijo:

    Gracias por la mención, me alegro mucho de que los maravillosos Low te hayan inspirado. Ahora mismo estoy escuchando los temas que sugieres… y me quedo de momento con BREATHE.

    Con Depeche Mode tengo una extraña relación de amor-odio, con Low es de amor-adoración, pero no hagas mucho caso de los fanáticos…

    • manquiolo dijo:

      Mi relación con lo electrónico la calificaría de fascinación cruzada de melancolía o viceversa. Hay una frase que dice que somos esclavos de nuestro tiempo, de la época que nos ha tocado vivir, o algo así.
      Tampoco me gusta pensar que le dedico demasiado tiempo a la reflexión sobre la música, y quizá a veces los comentarios son un poco triviales, hechos un poco a la ligera. Pero creo que es una excusa para conocer mejor lo que pasa dentro de nosotros en el plano de los sentimientos. Quizá debería trivializar menos justo por eso, porque no debería ser tomado como algo poco importante.
      Y llegados a este punto me da por pensar que además de saber qué sentimos, también es importante pensar de vez en cuando en que situación nos colocamos en la vida. Alguien podría decir que solo las circunstancias te colocan en una tabla a la deriva en medio del mar, donde debes intentar sobrevivir, pero creo que a veces, sobretodo cuando uno ya ha vivido bastante, uno puede llegar a confundirse y tener una ilusión falsa de sus circunstancias, con lo cual se coloca en una posición equivocada que le hace partir de planteamientos y crear idealizaciones de sí mismo con una base tan frágil como la gelatina o el flan en plato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s